Montaje de Salas de Baterías

Una sala de baterías es un elemento constructivo que debe contar no solo con unas consideraciones de diseño y una lógica de uso, sino que además debe cumplir con una normativa de seguridad específica.

Las baterías de acumuladores eléctricos de plomo-ácido sulfúrico almacenan energía química durante la operación de carga y la devuelven en forma de energía eléctrica para su aprovechamiento en distintas aplicaciones. Una batería está constituida por un recipiente que contiene un conjunto de elementos formados por placas positivas y negativas sumergidas en un electrolito, es decir, una disolución de ácido sulfúrico en agua. Una batería se caracteriza por su capacidad de almacenamiento de energía eléctrica en amperios hora (A-h) y su voltaje en voltios (V). Conectadas en serie permiten obtener los voltajes requeridos. Se emplean como fuente de energía eléctrica en vehículos de transporte, maquinaria de obras públicas, carretillas elevadoras, grupos electrógenos, centrales eléctricas, etc. Después de un determinado tiempo de uso agotan su carga y requieren una recarga. Esta operación puede repetirse muchas veces y se debe realizar en condiciones de seguridad.

NORMATIVA LEGAL

En FSA hacemos un estudio personalizado de cómo debe ser la carga y descarga teniendo en cuenta la normativa legal y las instalaciones con que cuenta cliente para poder hacer la carga de batería de una manera cómoda, fiable y, sobre todo, segura.

DISEÑO DE INTALACIÓN

Una vez hecho el estudio, diseñamos la sala de baterías teniendo en cuenta sus necesidades y la orografía de sus instalaciones. Una vez encontrado el lugar idóneo para el desarrollo de la actividad de carga y descarga de baterías, procedemos hacer una simulación técnica de cómo quedaría para posteriormente llevar a cabo la instalación.